DICIEMBRE|2016
#4
ISSN: 2362-3918
Resonancias
Las Noches de la Escuela
Noche Presentación del VIII ENAPOL: "ASUNTOS DE FAMILIA: sus enredos en la práctica"
Presentan: Flory Kruger- Ernesto Sinatra
Resonancia
Por Nora Cappelletti

Palabras de apertura que enmarcan la noche, a cargo de Viviana Mozzi, palabras de cierre con el tono de emoción que atravesó la velada, a cargo de Alejandra Glaze.

Entre ambos momentos, acontecimientos:

- La presentación de la "Familia" ENAPOL: Paul, Elena y Octavia, cuyos nombres debemos a un intercambio –telefónico– entre Norberto Mazza y Mónica Lax.

- La magia del teatro inundando el Auditorio, haciéndonos testigos de otros intercambios –éstos epistolares– en lo que Nietzsche / Freud / Joyce / Dalí / pero también la Eva creada por Lionel Shriver, nos dan testimonio de las marcas del Otro en uno –definición de la familia que nos brindó esa noche Ernesto Sinatra (E.S.) – permitiéndonos vislumbrar a la familia como aparato de goce –lo que fuera subrayado por Flory Kruger (F.K.).

La lectura de las cartas iba despejando –en el cruce del Otro, sus marcas, el goce– el campo donde se juegan los asuntos de familia (F.K.).

Así, un padre –el del psicoanálisis, pero también el de Ana– aconseja a ésta:

"Por nuestra parte, entra en consideración nuestro deseo de que no te comprometas o te cases tan joven, antes de haber visto, aprendido y vivido un poco más, y de haber adquirido experiencia sobre los seres humanos. En este sentido, el Dr. Jones, que no debe estar muy lejos de los 35 y necesita pronto una esposa, también resulta muy poco apropiado".[1]

Insiste (¿quizás ante la duda de que su hija decida no obedecer su deseo –el de Freud, padre–?) en éste punto, esta vez escribiéndole al mismísimo Dr. Jones:

"Ella no pretende ser tratada como una mujer, está lejos de los deseos sexuales e incluso más bien rechaza a los hombres. Hay un claro entendimiento entre ella y yo de que no considere la posibilidad de casarse o comprometerse antes de que tenga dos o tres años más. No creo que ella quiera romper ese trato…" [2]

Asimismo las cartas nos develaron un asunto familiar que parece haber gravitado sobre la historia del arte moderno: "La muerte de mi madre me desesperó. Ella era la única que hubiera podido transformar mi alma. Su pérdida la sentí como un desafío y resolví vengarme del destino esforzándome en ser inmortal", escribió Dalí, y esa noche –a través de la voz grave y a la vez dulce de la actriz– fuimos también destinatarios de esa confesión.[3]

"La paternidad es una ficción legal", le escribía Joyce a su hermano, cuando su hijo (el de James Joyce) cumplía dos meses y no tenía nombre, aún…[4]

Y Eva, la madre de Kevin Khatchadourian, escribe a Franklin, padre de Kevin, entre algunas de las cosas de las que tenían que hablar de Kevin:

"… nos tomamos infinitas molestias para disimular delante de todo el mundo, incluso de un niño de 3 años, que casi todo lo que hacemos se reduce a comer, cagar y coger.

"El secreto es que no hay ningún secreto. Eso es lo que realmente deseamos ocultar a nuestros hijos y esa ocultación es la verdadera conspiración de los adultos, el pacto que mantenemos, el Talmúd que tratamos de proteger".[5]

La familia condensando el lugar y el lazo (E.S.) fue poéticamente transmitido por las actrices, gracias a la puesta orquestada por Daniel Aksman y Silvia Bermúdez, lo que favoreció la resonancia de la transmisión que Flory Kruger y Ernesto Sinatra nos brindaran en torno a los asuntos de familia y a sus enredos en la práctica.

Concluyo con una frase de Pascal Quignard: "Inventamos padres, es decir historias, a fin de darle sentido al azar de un arrebato".[6] Sí, pero podríamos agregar que el azar de ese arrebato se desplegará en una trama tejida con la familia y sus asuntos, y que habrá que enredarse en un análisis para que esa ficción –que sigue siendo necesaria– alcance quizás… en algún momento… a vislumbrar algo de ese arrebato, más allá de cualquier sentido que –como señala Lacan en Aun– se ordena en torno a"el sentimiento que tiene cada quien de formar parte de su mundo, es decir, de su pequeña familia y de todo lo que gira alrededor".[7]

P/D: ¿Y la carta de Nietzsche?Pueden leer algunos párrafos de sus cartas en nuestro Facebook: VIII ENAPOL. Y también mandarnos cartas literarias –que se articulen con asuntos familiares– las que iremos publicando en el Facebook en la sección que abrimos denominada: Asuntos epistolares. Enviarlas a: asuntosdefamilia2017@gmail.com, adjuntando la referencia de dónde fue extraída. Las publicaremos indicando quién la envió.

¡Esperamos las epístolas!


  1. Freud, S., Correspondencia 1904/1938, Vol. 1, Buenos Aires, Paidós.
  2. Ibíd.
  3. Dalí, S., Confesiones inconfesables, Bruguera, Barcelona
  4. Joyce, J., Cartas escogidas, Vol. 1, Lumen, Barcelona.
  5. Shriver, L., Tenemos que hablar de Kevin, Anagrama, Barcelona,.
  6. Quignard, P., El sexo y el espanto, El cuenco de Plata, Buenos Aires, p. 11
  7. Lacan, J.: El Seminario, Libro 20, Aun, Paidós, Buenos Aires, p. 55
STAFF

Dirección:
Luis Tudanca

Dirección Editorial:
Leticia A. Acevedo

Comité de Redacción:
Juan José García, Patricia Kerszenblat, Delfín Leguizamón, Alejandra Loray (Secretaria de redacción)

Staff
INTERLINKEANDO
Escuela de la Orientación Lacaniana Asociación Mundial de Psicoanálisis Asociación Mundial de Psicoanálisis FAPOL Today Lacan XXI XIº Congreso de la AMP La Red de la EOL Virtualia Virtualia Entrelibros Cuatro+Uno
APP
APP
REDES
Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter Seguinos en Instagram
Kilak | Diseño & Web