DICIEMBRE|2016
#4
ISSN: 2362-3918
Resonancias
Las Noches de la Escuela
Primera Noche preparatoria de las XXV Jornadas Anuales de la EOL
Resonancia
Por Pedro Pablo Casalins

La tecnología y los nuevos proletarios.

Las interesantes y ricas intervenciones que escuchamos en esta noche me llevaron a pensar que a contrapelo de la vorágine en distintos planos que desarrolla el capitalismo tardío que nos toca vivir, es necesario un poco de paciencia para acordar sobre las consecuencias que tienen en los sujetos los productos de la ciencia. Me restrinjo en esta apreciación a los objetos y programas que permiten, desde hace unos años, el establecimiento de relaciones moduladas en forma virtual, y que es el sesgo temático que me interesa compartir. Tal vez las indagaciones clínicas y la reconsideración de implícitos teóricos sean la vía para consolidar lo que por ahora suele presentarse como inestables presupuestos de sus efectos en nuestra forma de entenderlos y operar en nuestra práctica.

Las novedades tecnológicas que aquí nos interesan, al no ser ya huéspedes de paso sino elementos ineluctables tanto de todo proceso social, político y económico como a nivel de cada sujeto, inducen espasmos en la civilización que es necesario entender. Ahora, si partimos de que es un hecho que, en parte, el mundo actual se desenvuelve a través de gadgets y lo que ellos viabilizan podemos hacer una primera observación elemental que nos introduzca en nuestro campo. Así, están por un lado estos objetos, sobre los que hay que indagar su función cuando los mismos generan adicción o afán de posesión sintomática, y, por otro, lo que los mismos posibilitan en términos de relaciones sustitutivas a las presenciales. Deslindar esto ya sería un paso en nuestra investigación. Ahora, centrándonos en lo que pueden tener en común, una función que comparten es sostener el narcisismo, cuando este carece de un ordenador definido o consistente. Puesto que tanto los objetos en su materialidad como los lazos que permiten establecer con otros posibilitan la constitución de comunidades ya no ordenadas por identificaciones bajo el régimen del Ideal, y que presuponen un discurso. Si esto es así, se puede decir que los primeros, los gadgets, hacen comunidad a través de su posesión y los segundos por enaltecimiento de la imagen del cuerpo propio, propiciando goces particulares que aportan al sostenimiento de lazos sociales inestables. Dichos lazos suelen hacer proliferar síntomas cargados de sentido o encubrir una fobia. Teniendo en cuenta esta perspectiva, volver a revisar el estadio del espejo, a partir de la reconsideración del registro imaginario en la última enseñanza de Lacan, no sería una tarea sin consecuencias al ubicarlo en el contexto actual; puesto que es cada vez más frecuente que la inmersión en lalengua se efectivice a través de términos y funciones cruciales degradados, e incluso que pueda hacerse en un futuro mediatizada por aparatos. En este punto recobraría importancia la utilización de la noción de Lacan de proletarios, quien destaca con este término la condición de aquellos que no tienen con qué hacer lazo social, y que hoy podrían suplir esta carencia con la adquisición de objetos o su deriva en plataformas virtuales que generan una ilusión compensatoria. Estas breves alusiones temáticas son algunas de las que podríamos discutir y esclarecer en nuestras próximas jornadas.

STAFF

Dirección:
Luis Tudanca

Dirección Editorial:
Leticia A. Acevedo

Comité de Redacción:
Juan José García, Patricia Kerszenblat, Delfín Leguizamón, Alejandra Loray (Secretaria de redacción)

Staff
INTERLINKEANDO
Escuela de la Orientación Lacaniana Asociación Mundial de Psicoanálisis Asociación Mundial de Psicoanálisis FAPOL Today Lacan XXI XIº Congreso de la AMP La Red de la EOL Virtualia Virtualia Entrelibros Cuatro+Uno
APP
APP
REDES
Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter Seguinos en Instagram
Kilak | Diseño & Web