DICIEMBRE|2017
#6
ISSN: 2362-3918
Resonancias...
ENAPOL
Asuntos de familia. Sus enredos en la práctica
Por Alejandra Loray

Como no hay enunciación colectiva, a modo del viejo juego del "cadáver exquisito", compartimos aquí las resonancias del VIII ENAPOL, resonancias, en singular de los integrantes de la Comisión Organizadora…

Un anhelo. Finalizamos el VIII ENAPOL, es decir, que con mi equipazo -como gusté denominarlo en la Apertura- estamos de duelo; con cada uno de sus integrantes atravesamos cada etapa desde su inicio sin eludir ninguna, pero ahora se terminó. Final de fiesta y luego… ¡Uy! Se acabó…Quiero destacar que cada circunstancia ha sido enmarcada por un rasgo distintivo: una suerte de rigurosidad amalgamada con humor; y fue con esta disposición que llegamos al Encuentro, alternando lo programado con las contingencias por sobrellevar…y a ellas sobrevivimos.

Hubo de todo, ya que en estas ocasiones en las que muchas veces las exigencias —y/o los anhelos— suelen ir delante de las posibilidades efectivas, uno conoce no solo lo mejor, sino a veces incluso lo peor, no solo de los demás, sino —y muy especialmente— de uno mismo.

Se evidenció así, hasta qué punto, el concepto de extimidad muestra el centro de la subjetividad, entre Uno y el Otro; nuestro Encuentro permitió verificar las formas en las que este centro de la extimidad aplica en lo familiar y nos obliga como practicantes del psicoanálisis a responder a las nuevas configuraciones familiares y a los desafíos clínicos que enfrentamos —los que suelen movilizar nuestros juicios previos es, decir nuestros prejuicios, siempre tan a mano para renegar de lo heteros.

Este anhelo que me habita —renovado ahora desde nuestro exitoso VIII ENAPOL— aplica especialmente a nuestra vida institucional: que este principio anti-segregativo no cese de orientarnos en las responsabilidades que asumimos cada uno en nuestra AMP para hacer existir —una y otra vez— la Escuela Una. Ernesto Sinatra, Presidente

El VIII ENAPOL fue un éxito. Récord de participantes de todos los lugares de América, buen trabajo de todos los colegas, que tanto en las plenarias, como en las conversaciones y simultáneas, tuvieron un lugar para hablar de lo que les tocaba respecto a los Asuntos de familia y sus enredos en la práctica.

De qué manera esos asuntos hacen de cada uno de nosotros como sujetos, lo que somos, más un resto… Resto con el que también tejemos aquello que define a cada uno de nosotros. Una manera de ser nombrados por el Otro, y esa pieza innombrable que cae como producto de lo que llamaría la operación de lo familiar en uno mismo. Lo no familiar como ese lugar donde no podemos reconocernos desde los blasones que provienen del Otro. Fin. Hasta el próximo ENAPOL!! Alejandra Glaze, Directora

Si miro hacia atrás, y pienso en las propuestas de trabajo que hicimos a cada Comisión –incluida Pepita (EBP) y Renato (NEL) –, hace un año y medio atrás, me parece realmente un imposible.

¡Ni siquiera sé por qué nos siguieron! Sin embargo, hicimos y pautamos los 30 Asuntos! del ENAPOL, con colegas de las tres Escuelas, diseñamos cada detalle pero, además, estuvimos atentas a que la estética no se trague lo epistémico. Y eso creo que se transmitió, pudiendo hacer con las contingencias, en cada mesa: la impecable conferencia de Bassols, las Plenarias, las Conversaciones, las Mesas simultáneas…

Por cierto, ha sido para mí, ¡una experiencia inolvidable! Por el trabajo con cada uno de los responsables de comisiones y, por extensión, con todos los colegas que participaron en cada una de ellas. Tuvimos que sortear cuestiones imaginarias, propias de cada grupo, y supimos o pudimos, hacerlo. Hacer y saber con la diferencia creo que es lo que funcionó y, finalmente, tuvo éxito.

Saldos epistémicos, para mí, muchísimos. Saldos de lazos de trabajo, ¡impresionantes! Viviana Mozzi, Directora

La serie de los ENAPOL nos muestra que algo sigue su curso ¿al infinito y más allá? Y cada ENAPOL en sí mismo nos abre a la posibilidad del azaroso encuentro con nuestros colegas y con la transmisión del psicoanálisis.

Creo que de cada uno de nosotros depende, cada vez, tanto la serie como el encuentro.

Mónica Lax, Resp. Secretaría

Contabilidades variadas. El VIII ENAPOL fue un acontecimiento inolvidable para mí. Cada uno tendrá su singular registro de esa marca. Quisiera nombrar algunas filas y columnas que componen, a un mes de su conclusión, el Excel de mi memoria. Confianza, apuesta, trabajo, lazos, responsabilidad, diversión, invenciones… y la particular intensidad que conllevan los presupuestos, los números, los proveedores, la mejor administración de los recursos monetarios que sea posible, en el contexto que toca!

Sin ninguna vacilación puedo decir que ese fue el rasgo de mi participación esta vez. Pude verificar nuevamente que entre nosotros, en el campo del psicoanálisis de la orientación lacaniana, hay un enorme empuje para lograr Encuentros como este, donde se respira lo vivo de nuestra praxis. Más allá de las diferentes monedas y las distintas lenguas, nos mueve un deseo decidido y un modo de vivir la Escuela. Eso es pura ganancia.

En lo personal, agradezco mucho la invitación a ser parte de la Familia enapolera, por la enorme confianza depositada en esta función y por la oportunidad de generar nuevas transferencias de trabajo. Se formó un equipazo de gente laburadora con la que compartimos, en un clima de conversación permanente y por múltiples medios, los viernes de muchos meses. Una experiencia que dejó un saldo de una riqueza difícil de hacer entrar en los asientos contables, cuando lo que cuenta es la satisfacción de la tarea realizada! María Eugenia Cora, Resp. Tesorería

Ser parte de la Comisión Organizadora del VIII ENAPOL, fue un orgullo y una alegría desde que fui convocada; aunque, no sabía muy bien cómo armar una Comisión de Contenidos.

Me encontré con una tarea más que interesante, y un equipo de gente excelente que permitió atravesar contingencias y tensiones de la buena manera.

Hoy puedo decir que elegiría a la misma gente, y volvería a hacer una tarea tan preciosa.

Ser parte de un "equipazo", trabajar con entusiasmo, aprender y disfrutar intensamente… qué más?

Me resuena la frase de Bernardino Horne: "El amor que surge por un colega cuando se ve que trabaja por la causa, y no por sí mismo". Liliana Zaremsky, Resp. Contenidos

Una sucesión de increíbles contingencias hicieron posible mi participación en la comisión organizadora del VIII ENAPOL. Hoy que ha concluido debo decir que han sido las mejores contingencias que atravesé en los últimos años.

Un efecto de Escuela maravilloso se generó en mí y motivó día a día, semana a semana la energía necesaria para lograr que cada trabajo realizado tuviera un efecto de formación epistémica y mostrara el deseo puesto a trabajar para ello. Bernardino Horne en medio de las plenarias me emocionó al escuchar nuevamente de boca de un ex AE los efectos clínicos de una orientación que crece día a día y que procura encontrar una manera de vivir con lo más singular de cada uno.

Queda el "acontecimiento", los agradecimientos, los efectos de formación, pero por sobre todo la certeza de que la Causa Freudiana estará siempre viva mientras haya quieres pongan su deseo a trabajar decididamente tal cómo fue verificado en este hermoso proyecto logrado que ha sido el VIII ENAPOL.

A título personal, quiero agradecer a mis compañeros de comisión y especialmente a Ernesto, Vivi y Ale por aventurarse a trabajar con una casi desconocida, ha sido sin duda un encuentro inolvidable en todos los aspectos. Gloria Casado, Edición de videos

El ofrecimiento de Ernesto Sinatra para ser parte de la Comisión organizadora del VIII ENAPOL no me hizo dudar ni un segundo en aceptar, aún sin saber con quienes iba a compartirlo.

Soy una convencida que trabajar para la causa analítica une, enlaza, entusiasma y por sobre todo borra cualquier diferencia, hasta la tan mentada "grieta" deja de existir, no existe.

Conté con un grupo de colaboradores que trabajando codo a codo supieron conformar un gran equipo. Con la tarea ya cumplida puedo asegurar que no me equivoqué, fue un arduo trabajo y hoy disfruto con placer de sus enormes resultados. Hasta el próximo Encuentro!!! Analía Trachter, Resp. Locaciones

A los psicoanalistas nos gustan los libros, leerlos, subrayarlos, tenerlos en la mano, contar con ellos como material de consulta, o simplemente ojearlos. Algo que no podía pasar desapercibido en el Enapol era la librería en el foyer. El trabajo de más de un año de un grupo de colegas encargados de la librería y acompañados por la dirección y la comisión organizadora reflejó una transferencia de trabajo que muestra que cuando hay una causa compartida y un deseo decidido los resultados son más que satisfactorios. En el camino quedan los encuentros, los nuevos lazos, las tensiones siempre resueltas y nuevas amistades. Pero lo más impactante y más allá de los ingresos siempre bienvenidos para la Escuela, es ver en primera fila la avidez por la lectura, la libido por los saberes del Psicoanálisis, la transferencia creciente que genera la transmisión de la Orientación Lacaniana. Una experiencia que convoca a seguir produciendo. Daniel Aksman, Resp. Librería

El sabor del ENCUENTRO... no hablo de la publicidad de una cerveza, sino del efecto de lo que (me) deja el VIII ENAPOL... Fueron muchos y de diverso orden.

Casi un año y medio de trabajo, con una intensidad creciente ... Reuniones, mailing, chats, asuntos, enredos, intercambios, entrevistas, textos, llamados, más chats, más mailings, difusiones...face… web… boletines... Participación activa de los colegas de la comunidad analítica a través de las epístolas... de las "resonancias"...de las Conversaciones... de las Noches...de las actividades preparatorias...fluidos intercambios: hacia el "adentro" de la organización; hacia el "afuera", con la comunidad analítica... Y luego, el ENAPOL… Dijo mi hijo: vieja, tanto trabajo para sólo dos días? Me reí e intenté explicarle que ese tiempo de armado cuenta (mucho) también... Ya pasó el ENAPOL, quedarán sus estelas sino en la mar al menos en mí. Nora Cappelletti, Resp. Prensa y Difusión

… esto comenzó en Río 2016 con un video que hizo estallar la sala y que empezaba a mostrar, a través de la "persiana americana" lo que sería el VIII ENAPOL. Después de un año y medio de intensísimo trabajo, participamos del Encuentro. Algunos números: 2003 participantes! Plenarias, 16 conversaciones, 280 trabajos en mesas simultáneas, todo de alto rigor teórico, la Conferencia de Miquel Bassols. Agasajos, espectáculos musicales, una fiesta divina, etc. etc. Las cifras no dicen mucho... pero que las hay… las hay. La Comisión Organizadora, a la que tuve la buena fortuna de ser invitada, fue un equipo de trabajo increíble, trabajamos, corrimos, nos reímos, nos emocionamos, de todo eso… mucho.

Inspirada en algo que dijo M. Bassols en la conferencia: pudimos comprobar cómo con "la lengua bárbara" de cada uno, es posible encontrar un lenguaje para entendernos, como con la lengua bárbara puede haber encuentros... Alejandra Loray, Resp. Traducciones

Agasajar al Otro, alojar al Otro,…para mí, un asunto de familia. Luego de una intensa labor epistémica presente en nuestros trabajos individuales, en nuestras conversaciones, en las plenarias; estuvo el trabajo de organización, el empuje de cada uno para llegar... ¿A dónde? A un buen encuentro.

Resuena en mí, lo que dijo Bernardino Horne: "los psicoanalistas no somos una familia". Hacemos lazo uno por uno. Y es por eso que no puedo dejar de agradecer inmensamente a aquellos que me acompañaron en mi tarea, a mis colaboradores y a cada colega que se ofreció como anfitrión abriendo sus puertas al lazo de la AMP. Agradezco a quien me convocó para tener la chance de expresar mi gusto por festejar los lazos de trabajo. ¡Qué mejor que hacer de nuestra causa una fiesta! Graciela González Horowitz, Resp. RR.PP.

Agradezco haber sido convocada a formar parte de este equipo maravilloso, del que aprendí muchísimo, no sólo en los increíbles niveles de organización que jamás había visto, sino en algo poco usual, llegar a la meta- o a sus orillas -con un clima de alegría y entusiasmo dignos de destacar.

Parece que el amor de transferencia de trabajo, en la Escuela, puede vencer al goce y eso es lo que me llevo, y además, pienso, hay que hacer saber.

Porque, más allá de que lo realizado pueda dar cuenta de lo recorrido, hacer saber estos logros – incuantificables e imposibles de documentar en Instagram – son, a mi entender, lo que al fin y al cabo nos reúne en la AMP: el paraguas más maravilloso contra el malestar en la cultura que podemos compartir. Elvira Dianno, Resp. Sección EOL santa Fe

Formar parte de la Comisión Organizadora, le agregó un plus a este Encuentro, no solo las resonancias de las plenarias, las conversaciones, la brillante conferencia de Miquel Bassols y las mesas simultaneas, han dejado su marca. Estar en la cocina de estos Asuntos de familia, ha sido una experiencia de un enorme aprendizaje. Dos años de intenso trabajo, de hallazgos, de invención y mucho entusiasmo, se conjugaron con una decidida apuesta a lo singular de las propuestas y estilos de cada uno. Los efectos no se hicieron esperar, así me lo hizo saber una joven colega que asistía por primera vez al ENAPOL: "Un encuentro a la altura de la época y un discurso en clara sintonía con la práctica, con calidez e impecable organización". En fin, uno de esos encuentros inolvidables… María Marciani, Resp. Sección EOL Rosario

Ser parte de este equipo fue una alegría compartida que agradezco. Experiencia política, epistémica y libidinal anudada a mi lugar como responsable por la EOL Sección La Plata. Nudo que esta vez, al tratarse de los asuntos de familia resuena más aún con lo "bárbaro" de cada quien.

Conceptualmente nos fuimos desplazando desde el Otro de la familia hacia un conjunto de Unos que anudan su causa a la Escuela Y lo hicimos con alegría. María Laura Errecarte, Resp. Sección EOL La Plata

El VIII ENAPOL fue para mí un verdadero acontecimiento. Tuve la suerte de participar en su Comisión Organizadora como representante del IOM2. Los colegas con los que compartí este espacio me enseñaron algunas cosas. Es posible trabajar incansablemente dejando de lado los egoísmos, los narcisismos, para contribuir a una causa común. También preparar ese rico plato con enorme eficiencia y creatividad. Nunca trabajé con gente tan bien dispuesta. Todos los que participaron del VIII ENAPOL seguramente recordarán diferentes cuestiones que se desplegaron. Para mí fue inolvidable encontrarme con tantísimas personas de todo nuestro país. Como siempre decimos el IOM2 se extiende desde Jujuy hasta Ushuaia, la mayoría de estos participantes, fueron realmente muchos, se acercaron al trabajo de las Escuelas y pudieron compartir lo vivo del trabajo de nuestra comunidad. Nuestra comisión tuvo una abrumadora mayoría de mujeres. Dios mío! verdaderamente incansables, con un humor increíble y con la capacidad de intercambiar whatsapp al infinito!!. Nunca vi una cosa así. Una sola cosa más. Las extraño muchísimo, y se los quiero decir. Con todo mi afecto. Ernesto Derezensky Resp.IOM2

STAFF

Dirección:
Luis Tudanca

Dirección Editorial:
Leticia A. Acevedo

Comité de Redacción:
Juan José García, Patricia Kerszenblat, Delfín Leguizamón, Alejandra Loray (Secretaria de redacción)

Colaboradores:
Silvina Díaz, Ana Cecilia González, Santiago Hormanstorfer

Staff
INTERLINKEANDO
Escuela de la Orientación Lacaniana Asociación Mundial de Psicoanálisis Asociación Mundial de Psicoanálisis FAPOL Today Lacan XXI XIº Congreso de la AMP La Red de la EOL Virtualia Virtualia Entrelibros Cuatro+Uno
APP
APP
REDES
Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter Seguinos en Instagram
Kilak | Diseño & Web