DICIEMBRE|2017
#6
ISSN: 2362-3918
Resonancias...
Noches de la Escuela
Conferencia de Germán García.
Pier Paolo Pasolini, "La mano que tiembla"
Pasolini en estilo indirecto
Por Pilar Ordóñez

Para Pasolini el estilo indirecto libre es un recurso dudoso a la hora de hacer escuchar una voz supuestamente ajena, "porque es imposible ´revivir´ el discurso particular de un hablante"[1]. Ya sea porque cada uno es prisionero de su propio lenguaje, ya sea porque el lenguaje es una música muy sofisticada que dice cosas que no podemos escuchar. A Pasolini le interesa el estilo indirecto más allá de su formalidad gramatical. Insiste en que, por más que lo usemos asegurando "Él dijo que…" completaremos la frase con nuestras propias manías lingüísticas y no haremos pasar nada de los dichos de otro. Sin embargo Dante, que gramaticalmente nunca lo emplea, arma potenciales estilos indirectos al hacer suyas las palabras forasteras. Más allá de comillas y guiones, Dante, hace coincidir su lengua con la lengua italiana, una y múltiple a la vez. Porque cabe recordar que la lengua principal (la vía regia de cualquier verdad consagrada) se distingue de las lenguas secundarias por una decisión política; llamarlas dialectos, lunfardo o menores no hace más que abrirles un camino de atorrantes, que continuará la deriva propia de la picaresca.

Esta reflexión resulta necesaria por dos razones: porque me toca usar el estilo indirecto para reseñar algo de lo que dijo Germán García en la noche del 3 de octubre en la EOL, y porque la cita -que nos desvela para transmitir la enseñanza de Lacan y los cursos de Miller – nos fuerza a apropiarnos de una lengua que conserve el chirrido singular. Para que la orientación lacaniana se diga con múltiples tonos, nos toca desbaratar, cada vez, el sueño de las voces blancas y la peligrosa costumbre del unísono. En ese sentido, resalta el lugar enunciativo de los herejes. La herejía no está en contra de un dogma, sino de la organización lingüística que se monta para defenderlo. Tal como sostiene Koyré, hay palabras que jamás podrían usarse para calificarse a sí mismo: hereje es una de ellas. La herejía no es un estado del ser, es una posición frágil que admite varias derrotas. Si la herejía es detectada, se la elimina y si triunfa, se vuelve religión verdadera.

Entonces, paso a contar lo que creo que dijo Germán García: "…un tipo original, talentoso, movedizo. Por naturaleza está en la pelea, pero sonríe como si estuviera fuera de ella. En sus ensayos, cuando dice cosas claras mete oscuridad y, naturalmente, viceversa." Lo que no puedo precisar es si se refería a Miller, Pasolini, Lacan o, por qué no, a la posición enunciativa que despabila.


NOTAS

  1. Pasolini, Pier Paolo. "La malévola mímesis" en Empirismo herético. Ed. Brujas. Córdoba: 2005. P-165.
STAFF

Dirección:
Luis Tudanca

Dirección Editorial:
Leticia A. Acevedo

Comité de Redacción:
Juan José García, Patricia Kerszenblat, Delfín Leguizamón, Alejandra Loray (Secretaria de redacción)

Colaboradores:
Silvina Díaz, Ana Cecilia González, Santiago Hormanstorfer

Staff
INTERLINKEANDO
Escuela de la Orientación Lacaniana Asociación Mundial de Psicoanálisis Asociación Mundial de Psicoanálisis FAPOL Today Lacan XXI XIº Congreso de la AMP La Red de la EOL Virtualia Virtualia Entrelibros Cuatro+Uno
APP
APP
REDES
Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter Seguinos en Instagram
Kilak | Diseño & Web