DICIEMBRE|2017
#6
ISSN: 2362-3918
Resonancias...
Noches de la Escuela
Noche de enseñanzas del pase
Testimonios de los AE
Testimonio de Oscar Ventura, AE de la ELP
Coordina: Adriana Testa | Comenta: Gustavo Stiglitz
Por Silvina Díaz

El dispositivo del pase valida la finalización o no de un análisis. J-A., Miller compara al pasante con Marco Polo que vuelve para decir: es así. Un viaje montado en un síntoma que encarna un sufrimiento. El testimonio de Oscar Ventura muestra la aventura que atravesó a lo largo de un mismo análisis con distintos analistas. Un analizante llevado a recorrer su síntoma. Como plantea E. Laurent en Poética Pulsional: "no hay síntoma sin recorrido, comienza a hacer sentido de lo que era sufrimiento, y a poner en orden los pliegues del deseo que cierran el saber que él oculta. Es por esta vía que alcanzamos lo singular, lo que llamamos tocar el goce."[1]

Este testimonio grita lo vivo, sin infatuación, nos cuenta cómo alguien puede hacer poética de la exigencia del síntoma. Ubicando a lo largo de todo el relato que se carga con un cuerpo y sus complicaciones. Así va inventando nuevos usos, arreglos novedosos.

Si bien, Freud no inventó el pase supo de los efectos de un psicoanálisis. Dice al respecto en una entrevista que le realizaran en 1926 :¨el psicoanálisis vuelve a la vida más simple, reordena el enmarañado de impulsos dispersos, procura enrollarlos en torno a su carretel o modificando la metáfora, el psicoanálisis suministra el hilo que conduce a la persona fuera del laberinto de su propio inconsciente.[2]Así Oscar Ventura puede decir que su destino, al que pensaba como trágico se convierta en ¨pura vacuidad de la palabra que lo pretende anunciar ¨.[3] Invención de saber, que permite desembarazarse de la verdad, ya no se cree en ella, y no se toca el cielo con las manos pero si se arriba a como dice Oscar Ventura una vida más amable. De la historia recordada al detalle, nostalgia de un pasado mejor a la hystorización.

La inexistencia del Otro, a la manera de una moneda, puede ser tratada como marca identificatoria de la época, sesgo que nuestra Escuela aborda y cuyo resultado son las incontables publicaciones que nos ayudan a entender cómo incide esa inexistencia en la subjetividad contemporánea. Me interesa subrayar aquí la otra cara de esa moneda, la que este testimonio muestra como la buena manera de captar esa inexistencia en una versión novedosa desde lo singular del caso. Inexistencia que permite al analizante dirigirse a la Escuela para seguir trabajando causado por el psicoanálisis. De la inexistencia del Otro a la existencia de la Escuela, refugio y motor para que las palabras cobren valor de testimonio.


NOTAS

  1. Laurent, E. ¨Poética pulsional¨, La lettre mensuale -Ecole de la Cause Freudienne N° 198, 2001. Consultado en www.ascodocpsy.org>santepsy
  2. Viereck, S. G., ¨El valor de la vida¨, Virtualia Número extraordinario. Revista digital de la Escuela de la Orientación Lacaniana (en línea). Consultado en <http://virtualia.eol.org.ar>
  3. Ventura, O, ¨Silencio, Memoria, ruido…y Olvido¨, Lacaniana 23, octubre 2017, p. 81.
STAFF

Dirección:
Luis Tudanca

Dirección Editorial:
Leticia A. Acevedo

Comité de Redacción:
Juan José García, Patricia Kerszenblat, Delfín Leguizamón, Alejandra Loray (Secretaria de redacción)

Colaboradores:
Silvina Díaz, Ana Cecilia González, Santiago Hormanstorfer

Staff
INTERLINKEANDO
Escuela de la Orientación Lacaniana Asociación Mundial de Psicoanálisis Asociación Mundial de Psicoanálisis FAPOL Today Lacan XXI XIº Congreso de la AMP La Red de la EOL Virtualia Virtualia Entrelibros Cuatro+Uno
APP
APP
REDES
Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter Seguinos en Instagram
Kilak | Diseño & Web