JUNIO|2018
#7
ISSN: 2362-3918
Resonancias...
XXVII Asamblea General Ordinaria
XXVII Asamblea Anual de la EOL
Discurso del Director saliente: Luis Tudanca
1° de diciembre de 2017

Queridos colegas: Si veinte años no es nada, dos años en el directorio es bastante suficiente, diría, para que la permutación, sabia, recoja lo útil, deseche lo que no anduvo y relance con nuevos bríos lo que a una Escuela de psicoanálisis, como la nuestra, le conviene.

Cada directorio atraviesa un fragmento temporal del que se espera continuidad pero que, a la vez, hace frente a las discontinuidades que emergen.

Como decía hace dos años Silvia Baudini y retoma el informe del Consejo en el mismo punto: "en una Escuela de psicoanálisis todo debe ser de orden analítico" como expresó Jacques-Alain Miller.

XXVII Asamblea General Ordinaria

"El 'debe' marca la distancia entre lo que ocurre y aquello a lo que aspiramos" nos recuerda Silvia.

Distancia es un término que Lacan aproximó al síntoma y aquello a lo que aspiramos en realidad nos aspira. La gestión no escapa a ese marco.

No puedo afirmar que la nuestra haya sido una gestión tranquila. Distintas vicisitudes empujaron a replanteos, es cierto, pero nunca nos llevaron a una desorientación.

En ese punto hoy puedo decir que la inclusión del Director en el Consejo apuntala una política que se demuestra en acto en lo cotidiano del funcionamiento de la Escuela.

Mi agradecimiento a todos los colegas que conformaron el Consejo estos dos años: Silvia Salman, María Leonor Solimano, Hilda Vittar, Leonardo Gorostiza, Aníbal Leserre, Osvaldo Delgado, Marina Recalde, Daniel Millas, Gabriela Dargenton y Guillermo Belaga.

Digo algo aparte de los dos colegas que faltan en la lista: Fabián Naparstek y Gustavo Stiglitz. El enlace Presidente-Directos es fundamental. Puede trabar el funcionamiento si no es aceitado y facilitar mucho la gestión si, por el contrario, se fortalece en las decisiones diarias.

Un agradecimiento especial a ambos por la respuesta rápida, la mutua orientación, el pensar de a dos, la colaboración eficaz.

La otra pata de la gestión la encarnan los secretarios del Directorio. Quizás en ellos este el núcleo de la misma que siempre tiene un desafío a atravesar: no dejarse atravesar por lo burocrático que toda gestión incluye y conservar la perspectiva política de Escuela, siempre.

En esa perspectiva es importante que el Director oriente pero que también se deje orientar.

Es inútil apuntar a alguna armonía supuesta. Una Escuela viva impide esa ilusión y si hay alguien que capta eso es el directorio.

Mi agradecimiento enorme a: Elsa Maluenda, Patricia Moraga, Carlos "Charly" Rossi y Andrea Zelaya. ¿Y qué agradezco?

A Elsa su tranquilidad firme, su esfuerzo y su invención en la organización de las noches de biblioteca, novedosas, actuales. Y captar la iniciativa que vía la sección Córdoba de la EOL nos llevó a crear el sistema de consultas Koha y llevarla adelante.

A Patricia la seriedad con que encaró la tesorería de la EOL. No fue fácil su gestión en tanto hubo un cambio de contador desde el inicio y una reorganización de los sistemas contables para los que, como psicoanalistas, no estamos nunca del todo preparados.

Pero también su humor facilitador y sus reflexiones lógicas.

A Charly haberse tomado en serio el insistir en la vigencia del cartel como órgano de base de la Escuela. Si siempre hay que volver a insistir es porque no está garantizada la presencia del cartel por sí misma. Y Charly captó esa cuestión para hacerla suya.

Además: fue el "técnico" de nuestro directorio.

A Andrea Zelaya su presencia multiplicada. No sé todavía cómo hizo. Quizás teletransportación. Lo que es seguro: estaba siempre en el lugar que se la precisaba un instante antes.

Su capacidad de trabajo inagotable y su eficacia fueron sostén de nuestro directorio y su alegría extensa nos ayudó a despabilarnos.

En el debe mencionaré la necesidad de una mayor inserción de los secretarios del directorio en lo epistémico. No voy a decir que ese detalle no se cuidó. Pero de las innumerables noches que se organizan en nuestra Escuela una mayor participación de los integrantes del directorio es siempre deseable.

Enumeraré sucintamente lo realizado estos dos años.

Puesta en funcionamiento de la sede

Una vez realizada la mudanza se trataba de que nuestra sede acoja las múltiples actividades que se despliegan en la misma.

No repetiré la descripción detallada que ustedes pueden leer en el resto de los informes que se presentan para esta asamblea.

Quedan algunas cosas para hacer –unas pocas- que seguramente el directorio entrante resolverá.

La casa está en el desorden que le conviene al psicoanálisis, aquel que nos lleva a ajustes permanentes que atañen a lo vivo de nuestro funcionamiento del que ya les hablé.

Dentro de este subrayo el tema de las salas. De alguna manera pudimos hacer lugar a las demandas que fuimos recibiendo. Todavía no sé del todo cómo, pero siempre se ha asignado una fecha, un horario, un lugar.

Mi agradecimiento especial a los que están diariamente colaborando y sosteniendo toda esta tarea: a Norberto en primer lugar, alguien que siempre está a la altura y a todos los demás: Darío, Ezequiel, Nicolás, Ana, Valeria, Mariana y Nahuel a quien me liga, como se imaginarán, un cariño especial. También a Jessica y Érica.

La difusión

Celeridad y actualización en la información fueron los objetivos buscados.

La EOL Postal requiere de mucho esfuerzo y tiempo. En ese sentido agradezco a Silvia De Luca y a Nora Cappelletti – también responsable de la página WEB de la EOL- el haber respondido siempre.

Ellas han trabajado con un criterio fuerte de vecindad junto a Gerardo Battista responsable de Facebook, Twitter e Instagram a quien agradezco su trabajo.

El directorio ha conversado en muchas oportunidades sobre los criterios de la difusión e información en nuestra Escuela, tema que he volcado en el Consejo.

No es un tema menor. ¿Hay un exceso, una saturación? Y en todo caso, si así lo fuera, ¿cómo resolverlo sin caer en desvíos de supresión o falta de la misma?

Considero que es una cuestión a tener presente todo el tiempo. No hay que dormirse en las soluciones parciales que cada directorio implementa.

El manejo de la información –en tiempo, forma, contenido, a quién se dirige- debe ser un tema sujeto a revisión periódica que compete al Directorio y al Consejo.

Las publicaciones escritas

Lo general: en todas ellas se han introducido modificaciones conservando mucho de lo anterior.

Lacaniana, la revista de la Escuela, se ha convertido en temática: cada número convoca a distintos colegas e invita a otros que provienen de otras disciplinas a escribir sobre un tema desde distintas perspectivas, a la vez que conserva las secciones clásicas: un texto de Lacan aún no publicado, una clase de algún curso o conferencia de Miller, testimonios de Pase, etc.

Mi agradecimiento a su directora Daniela Fernández, a su comité de redacción y a sus asesores.

La Colección Orientación Lacaniana ha publicado dos volúmenes con trabajos que desarrollan más extensamente un tema elegido.

Agradezco a Gabriela Basz y su comité editorial la tarea realizada.

El Caldero en sus dos versiones –la impresa, la virtual- sigue mostrando lo que la Escuela piensa y hace, especialmente a través de las resonancias, las entrevistas, los comentarios que se extienden a lo que acontece en la AMP.

En el próximo número saldrá un texto breve de Ricardo Nepomiachi, Nepo para todos nosotros, sobre "La proposición…" Nuestro pequeño homenaje en acto a quien tanto hizo por nuestra Escuela.

Agradezco a Leticia Acevedo y a su equipo el enorme trabajo realizado.

Las publicaciones virtuales

Virtualia sigue siendo una publicación muy consultada. Podrán verificarlo en el informe que presenta Pablo Russo a quien agradezco su disponibilidad en la elaboración de los contenidos de la revista y su trabajo sostenido, lo extiendo a todo el equipo que lo acompañó.

Cuatro más uno, publicación de la secretaría de Carteles, en consecuencia con lo que llamé la insistencia del Cartel como órgano de base de la Escuela.

Entrelibros, publicación de la secretaría de biblioteca, ágil, dinámica, llama a ser leída.

Lacan Cotidiano

Dependiente de la Secretaría de Biblioteca se encargó de la traducción de los LQ pares con rapidez y eficacia.

Agradezco a Elsa Maluenda y Nilda Hermann quienes coordinaron un equipo de colegas que tradujeron los textos.

La Red

Como explicita el informe la Red de la EOL es política de Escuela con relación al psicoanálisis en extensión.

Las consultas recibidas muestran que la Red está activa. El paso logrado hacia el interior de la misma como describe el informe demuestra lo anterior.

Agradezco a Walter Capelli (vicepresidente) y la secretaría ejecutiva el quehacer realizado.

EOL Urbana

Se realizó en "El salón de las musas" y convocó con el título "¿Tenes Wifi?"

La EOL Urbana siempre convoca un buen número de concurrentes y esta vez no fue la excepción.

Agradezco a María Eugenia Cora, Alejandra Antuña, Liliana Mauas y Paula Iglesias Genta la organización de la misma.

Admisión

Agradezco el trabajo en la secretaría de admisión que llevaron adelante: Catalina Guerberoff, Marcelo Marotta, Marisa Morao y Débora Nitzcaner (responsable)

Jornadas anuales de la EOL y ENAPOL

Entre el 2016 y el 2017 se realizó un giro en la organización de las mismas.

Se pasó de un tema más orientado hacia el psicoanálisis en extensión a otro más dirigido al psicoanálisis en intensión.

Por supuesto que esta descripción es insuficiente: uno no es sin el otro.

Pero es cierto que el énfasis que uno pone en los títulos marcan una diferencia: pasamos de "Hiperconectados, los psicoanalistas frente a los lazos virtuales" a "Fantasmas, ficciones, mutaciones. El psicoanálisis y sus relaciones con la realidad"

De un interés marcado por establecer una conversación con otros discursos, a poner como eje un texto de Lacan del 67 que dio motivo a una plenaria en las jornadas.

Pienso que hay que hacer el esfuerzo de conservar las dos vías, posibilitar una amalgama entre ambas, no dejar caer ninguna aunque haya cierto privilegio de una sobre otra.

Agradezco a Ricardo Seldes y Patricio Álvarez, presidentes de cada una de las jornadas, a Celeste Viñal y Alejandro Daumas en 2016, a Gabriela Camaly y Débora Nitzcaner en 2017 el haberse hecho cargo de la dirección de las jornadas.

También a la comisión de organización y al montón de colaboradores que hicieron posible las mismas.

Con respecto al ENAPOL "Asunto de familia. Sus enredos en la práctica" con la presidencia de Ernesto Sinatra y la dirección de Alejandra Glaze y Viviana Mozzi más María Josefina Fuentes (EBP) y Renato Andrade (NEL) mi agradecimiento por la organización, la previa con una intensidad de trabajo sostenida y la de los dos días del encuentro.

Como figura en el informe del consejo conviene revisar el hecho de que jornadas y ENAPOL confluyan en cuatro días seguidos.

Intercambio con las secciones

En cada jornada se realiza lo que hemos dado en llamar "la reunión de los directorios".

En dichas reuniones se invita a participar al presidente de la EOL y a los enlaces del consejo con las secciones de Santa Fe y Rosario.

En las mismas se delinean las políticas de las secciones y se discute más lo que no funciona en cada lugar que lo que efectivamente marcha.

Pausa

Si bien el directorio de la EOL no tiene ninguna injerencia sobre Pausa que cuenta con sus propias autoridades mi inclusión en este informe es para señalar y valorar una convivencia nueva, en la misma casa, inédita hasta ahora, que ha demostrado un equilibrio a subrayar.

Mi agradecimiento a los amigos de Pausa.

El directorio que vendrá

Al nuevo directorio, Diana Wolodarsky como Directora, los secretarios de mismo: Leticia Acevedo, Nicolás Bousoño, Walter Capelli y Cecilia Rubinetti ¿qué decirles?

No me parece desearles suerte. Si bien es un formalismo aceptado en el lazo social, no se trata de suerte.

Podría hacer bromas sobre la gestión, nos la fuimos haciendo con Diana a medida que se acercaba la permutación en esa complicidad de quienes saben que hay una tarea responsable a realizar.

Les diré solamente: toda mi confianza en ustedes.

Para concluir

En una oportunidad reciente, hablando con Angelina Harari, utilicé el término cimbronazo. Ella me preguntó a qué me refería con esa palabra.

No recuerdo exactamente qué respondí. Di una idea de algo que produce una conmoción.

Fui al diccionario. La palabra –que se usa en Argentina pero también en Colombia y Costa Rica- proviene de cimbrón que significa sacudida violenta y que lleva a cimbronazo que es un estremecimiento nervioso muy fuerte.

Eso es lo que sintió el Directorio, aunque seguramente muchos colegas mas también, tras escuchar la conferencia de Madrid del 13 de mayo de 2017 de Jacques-Alain Miller.

En el informe del Consejo encontrarán que dicha conferencia "fue el acontecimiento que determinó la vida de la EOL así como de toda la AMP durante este año". Y fue así.

Ahora bien, es difícil, si uno está sometido a un cimbronazo administrar el cimbronazo de los demás.

Creo que ese fue el momento en que el Directorio de la EOL mostró su temple.

Se verifica una vez más que cuando uno consigue encarnar con firmeza una función, más allá de los avatares que surjan en el decurso de la misma, por ejemplo un cimbronazo, se tiene que ir.

Cuando uno le agarró la mano a algo, viene la permutación.

Y estoy convencido de que así tiene que ser. Continuar conlleva el peligro de la experiencia adquirida, la que entorpece, la que hace dormir.

Si bien el término despertar ha perdido un poco de brillo en nuestra comunidad tengo que decir que el directorio no pudo dormir mucho en la última parte de su gestión.

Tuvimos que distinguir muy rápidamente entre el interés singular que la movida Zadig despertaba en cada uno al mismo tiempo que desplegar una política de sostén de la Escuela, como siempre, pero ahora más acuciante.

En ese momento el directorio, me permitiré utilizar un término bien lacaniano: ex-sistió.

He allí el punto real de mi agradecimiento. Podría no haber ocurrido, pero ocurrió.

Hay otro tipo de experiencia, la que deja una marca de que alguna vez estuvimos juntos en el momento exacto de un cimbronazo y no naufragamos. Inolvidable.

Chapeau a Andrea, Charly, Elsa y Patricia.

STAFF

Dirección:
Diana Wolodarsky

Dirección Editorial:
Mónica Gurevicz

Comité de Redacción:
Cynthia Barreiro Aguirre, Victoria Márquez, Cristina Nocera, Claudia Pollak, Analía Trachter

Colaboradores:
Silvina Díaz, Santiago Hormanstorfer, Delia Molina

INTERLINKEANDO
Escuela de la Orientación Lacaniana Asociación Mundial de Psicoanálisis Asociación Mundial de Psicoanálisis FAPOL Today Lacan XXI XIº Congreso de la AMP La Red de la EOL Virtualia Virtualia Entrelibros Cuatro+Uno
APP
APP
REDES
Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter Seguinos en Instagram
Kilak | Diseño & Web