JUNIO|2018
#7
ISSN: 2362-3918
Memento, desde el archivo de la memoria
Comentario del texto: "El banquete de los analistas: la clínica del analizado" publicado en El Caldero de la Escuela N° 85 (Junio 2001)
Paños fríos
Por Jorge Chamorro

Jorge ChamorroLa actualidad confirma que, después de muchos años de experiencia de Escuela, la frase escrita en el 2001 tiene plena vigencia: "aún cuando la transferencia de trabajo sea el articulador, no debemos excluir la presencia de la identificación". Esto significa que la identificación es un síntoma ineludible de la organización Escuela. Ella es un dispositivo cuyos ejes apuntan a trabajar ese síntoma, en lugar de alojarlo y naturalizarlo.

Así como el fin del análisis no asegura que las identificaciones no retornen, la actualidad de la EOL, nos enseña que eso insiste, pero bajo distintas formas: sensibilidades grupales en el origen, posiciones políticas que se agitan en su seno hoy. Resulta importante, reconocer el síntoma para poder interpretarlo. En este punto se espera de los A.E. que interpreten y no participen de la identificación.

La clínica del analizado hace presente la división del sujeto, es lo que se esperaba verificar con el Pase a la Entrada. Pero la división queda obturada cuando las identificaciones se hacen presentes.

Tanto en un análisis como en una Institución hay una distancia entre denunciar identificaciones y reconocerlas. Denunciarlas las refuerza, reconocerlas abre el camino a la interpretación, es condición para lograrlo, salir del eje imaginario. Esto hace necesario apuntar a un más allá de la identificación.

El cartel, fue una propuesta de Jacques Lacan para pasar a este más allá. Sin embargo, el cartel también puede ser vulnerado por el efecto de grupo. El éxtimo es el llamado a provocar la salida del eje imaginario. El problema sería cuando el éxtimo sólo reconoce y no abre caminos. En este caso el reconocimiento se transforma en denuncia y refuerza identificaciones opuestas que anticipan el riesgo de fracturas y escisiones.

Dos tiempos son claramente reconocibles: 1er tiempo: de superación de las diferencias originales, que abriera el camino a una comunidad de trabajo superadora. 2do tiempo: efectuar un trabajo sobre las diferencias, que se consolidan como antagonismos.

¿Se trata de poner paños fríos, a las agitaciones identificatorias? Puede ser coyunturalmente utilizado pero, los paños fríos a la larga se terminan calentando.

Los síntomas existentes deben permitir repensar la política. Hay políticas que deben ser ajustadas a cada país. La reformulación de la Acción Lacaniana en términos de intervención del psicoanálisis en la política ha provocado la inversión de dicha propuesta, la política ha intervenido en el psicoanálisis. Hay circunstancias que hacen compleja la realización de esta propuesta que impulsa "el psicoanálisis a la política" sin correr severos riesgos en los equilibrios institucionales.

Hoy es imperativo volver al uno por uno que es el de las diferencias que conviven y se enriquecen. En el 2001 lo llamábamos paisaje, que en su diversidad hacía obstáculos al hombre sin atributos de la masa, del grupo o de los significantes amos de la política.

7 de mayo 2018.

STAFF

Dirección:
Diana Wolodarsky

Dirección Editorial:
Mónica Gurevicz

Comité de Redacción:
Cynthia Barreiro Aguirre, Victoria Márquez, Cristina Nocera, Claudia Pollak, Analía Trachter

Colaboradores:
Silvina Díaz, Santiago Hormanstorfer, Delia Molina

INTERLINKEANDO
Escuela de la Orientación Lacaniana Asociación Mundial de Psicoanálisis Asociación Mundial de Psicoanálisis FAPOL Today Lacan XXI XIº Congreso de la AMP La Red de la EOL Virtualia Virtualia Entrelibros Cuatro+Uno
APP
APP
REDES
Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter Seguinos en Instagram
Kilak | Diseño & Web