DICIEMBRE|2019
#10
ISSN: 2362-3918
Memento, desde el archivo de la memoria
Comentario del texto “ La sesión analítica como el sueño” de Fabián Naparstek publicado en El Caldero de la Escuela N° 83, marzo- abril 2001.
Las vueltas del tiempo entre la sesión analítica y la práctica lacaniana
Por Esteban Stringa
Esteban Estringa

Vecino al texto “La sesión analítica estructurada como un sueño”, de Fabián Naparstek, había tenido lugar, en el año 2000 y en Buenos Aires, el Encuentro Internacional sobre “La sesión analítica”. Su tiempo de duración y corte, de lógicas de la cura y acontecimiento imprevisto.

Casi 20 años después, el XII Congreso de la AMP, también a partir del sueño como en el texto de Fabián Naparstek, intentará dar cuenta de lo azaroso en la práctica lacaniana considerando el real que cada vez puede soportar un sueño. Tal vez el azar haya querido que, junto a Silvia Baudini, esté Fabián Naparstek, como Directores de “El sueño. Su interpretación y su uso en la práctica lacaniana”. En consonancia con las vecindades de 2001, ahondará sobre el tiempo en la sesión desde la perspectiva de que el sueño, cada vez, puede llevar a despertar.

La pregunta por el tiempo también está presente en el punto II del texto publicado en El Caldero de la Escuela N°83, en 2001, —punto llamado “El tiempo. Continuidad y discontinuidad”. La serie podría volver necesario este encuentro azaroso entre sueño y tiempo.

El Caldero

Fabián Naparstek toma de Freud la idea de tiempo. A partir de la duración de los sueños, lo considera como una combinación de la preparación en las redes significantes que se van tejiendo y unos instantes de figurabilidad. Cada momento de corte entre preparación, figurabilidad e interpretación del sueño es un impasse que el tiempo posterior intenta salvar dándole un sentido. Esta faz discontinua del tiempo, que relanza cada vez, es la del análisis interminable.

La estrategia de Lacan apuntó a hacer algo diferente que elaborar un resto que, además, en la práctica se muestra necesario. Si la sesión tiene la estructura del sueño, Fabián Naparstek subraya que se trata de la que lleva cada cura a un despertar. Eso introduce otra faz del tiempo.

El uso actual del sueño como instrumento del despertar evoca —del texto de 2001— al “analista que sucede al momento en que el sueño se acerca a lo real y despierta”.

La realización del despertar es lo que introduce otra cara del tiempo creándolo al transformar la serie interminable de discontinuidades en la contingencia de una interpretación. Su continuidad con la causa está hecha de una sucesión de instantes vecinos que escriben un cierre real a la serie del sentido. Darle esa consistencia real al tiempo en la práctica, agujereándolo al poner su final desde el inicio, se metaforiza en un agujero del que ya no hay más que sacar, se lo llame “ombligo del análisis” o inconsciente real.

STAFF

Dirección:
Diana Wolodarsky

Dirección Editorial:
Mónica Gurevicz

Comité de Redacción:
Cynthia Barreiro Aguirre, Victoria Márquez, Cristina Nocera, Claudia Pollak, Analía Trachter

Colaboradores:
Silvina Díaz, Delia Molina

INTERLINKEANDO
Escuela de la Orientación Lacaniana Asociación Mundial de Psicoanálisis Asociación Mundial de Psicoanálisis FAPOL Today Lacan XXI XIº Congreso de la AMP La Red de la EOL Virtualia Virtualia Entrelibros Cuatro+Uno
APP
APP
REDES
Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter Seguinos en Instagram
Logo de Kilak | Design Studio