DICIEMBRE|2020
#11
ISSN: 2362-3918
Divinos detalles de la Conversación EOL 2020 TRAUMAΣ
Una ráfaga de claridad
Por Marcela Errecondo

Marcela Errecondoa

Esta fue una jornada/Conversación absolutamente original e impensada. ¡¿Quién hubiera imaginado una mesa del pase por zoom ante casi 1400 personas?!No parecía posible, ¿Cómo? ¿Sin la presencia de los cuerpos? ¿Dónde estaría el efecto que esperamos cada vez que escuchamos un testimonio del Pase? ¿Qué pasa del Pase…? Y sin embargo, ¡sí! ¡El Pase pasó! ¡Llegó! ¡Y nos tocó! Sin negar que haya algo que falta, logró disponernos a un trabajo de escuela. Un verdadero “shock pulsional”[1] que nos sirvi├│ de br├║jula para sostener el deseo[2]y no impotentizarnos.

Los testimonios de Damasia Amadeo de Freda, Carlos Rossi, Irene Kuperwajs, Fernando Vitale puntuados de manera lúcida por Mauricio Tarrab iluminaron varias cuestiones para continuar mi investigación.

Quedó demostrado que para el psicoanálisis el trauma no es estándar y está ligado a cada sujeto[3]. Que en estos casos hubo una búsqueda de los signos del trauma más allá de las verdades mentirosas de la historia. Los recuerdos implican nombrar, por ejemplo ‘el negro’[4], posibilitando unir los distintos signos del trauma (la pesadilla infantil, la ceguera, la angustia) para escribir la ‘novela de mi análisis’. El síntoma entonces vino a ser la elaboración del trauma, y el pase permitió hacer la clave de lectura.

Cada testimonio ubicó esos momentos decisivos entre el trauma y el síntoma, una frase fuera de sentido, sin tiempo[5] que instaló un origen mítico – e incluso transgeneracional[6]- en tanto sacudió el cuerpo, produjo interpretaciones y ficciones con efectos en la vida. Fue un esfuerzo de cada AE aislar ese encuentro, imposible de leer, insistente desde siempre. Me resultó muy interesante esa memoria que se funda en el cuerpo como lugar primario y no tanto en el tiempo pasado, donde todo es ordenado a partir de un recuerdo, de una huella, de frases, imágenes que se imprimen de manera definitiva, marcas de los objetos a extraídos.

De ahí el valor de la clave de lectura que tiene la escena de una pequeña desgracia, amarrada al cuerpo, que persiste en las ficciones y en donde se pudo localizar el trayecto de la insistencia del trauma a la persistencia del síntoma[7]. Entonces el síntoma surgió lógicamente como una máquina de escribir y una máquina de leer[8]para terminar afirmando que el sinthoma es una reescritura del trauma.

El analista traumatizando el arrullo que el mismo análisis produce, o desoyendo las argumentaciones neuróticas, perturbando la defensa, permite precipitarse al agujero a donde había que salir. El analista presentifica aquí lo imborrable del trauma en su posición equívoca. Su interpretación desprende, deja atrás esa modalidad persistente, ya que a partir de ahí, hay que inventar otra cosa. Así se demuestra que el análisis va contra el destino y que es posible extraerse de la historia que apresa.

Esta fue la apertura de la Conversación de la EOL en este año tan extraño e inédito. Una mesa que dio coraje para seguir en el psicoanálisis[9] utilizando las posibilidades de la virtualidad, que acercaron a una suma de soledades por transferencia de trabajo.


NOTAS

  1. Daniel Millas cita a Jacques-Alain Miller
  2. Angelina Harari
  3. Daniel Millas
  4. Damasia Amadeo de Freda
  5. Fernando Vitale
  6. Irene Kuperwajs
  7. Mauricio Tarrab
  8. Carlos Rossi
  9. Débora Rabinovich
STAFF

Dirección:
Fernando Vitale

Dirección de Editorial: Alejandra Breglia

Comité de Redacción: Andrea Amendola, Eliana Amor, María Eugenia Cora

Colaboradores: Andrea Breglia, Mariela Coletti, Silvina Díaz

INTERLINKEANDO
Escuela de la Orientación Lacaniana Asociación Mundial de Psicoanálisis Asociación Mundial de Psicoanálisis FAPOL Today Lacan XXI Congreso AMP 2020 La Red de la EOL Virtualia Virtualia Entrelibros Cuatro+Uno
APP
APP
REDES
Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter Seguinos en Instagram
Logo de Kilak | Design Studio