DICIEMBRE|2020
#11
ISSN: 2362-3918
Resonancias...
Noches del Consejo
La Escuela de Lacan
Por Silvina Díaz

Silvina Díaz

¿Qué resonó para mí en esa Noche? En principio, cada uno de los colegas que expusieron sus trabajos propiciaron a través de los mismos la posibilidad de una conversación.

En la modalidad virtual -como marca la época- hay ausencia de aplausos, esa noche fueron reemplazados por la participación del público. La repercusión que tuvo en ellos los volvió oyentes participantes. Los analistas que hacen de la Escuela un espacio vivo una vez más asistieron para continuar con la causa analítica y sus principios.

La Escuela es una experiencia que inaugura Lacan para poder arreglárselas con la enseñanza y la transmisión del psicoanálisis. “Es una transmisión por recurrencia, de uno a otro, no a una masa de otros, y se efectúa con el modelo de la experiencia analítica”.[1] Así la transferencia de trabajo propició lo dicho y escuchado aquella noche, permitiendo que las diferencias transciendan el campo imaginario. A la manera de un eco, lo vivo de la Escuela se multiplicaba. El affectio societatis es el abono para que haya Escuela.

En época de pandemia no se posterga la pregunta por el lugar que tiene la Escuela entre sus miembros y allegados que la conforman. Quizás como dice Miller, aquellos que han sido “expulsados del Otro, los que pasaron por la disolución del sujeto supuesto saber”[2] estén en condiciones de enfrentar este malestar nuevo y no cesar de buscar la forma de seguir trabajando en la causa analítica. Ya que, la política lacaniana no es compatible con la ética de la buena intención sino con la ética de las consecuencias, del acto. “El objetivo de la enseñanza de Lacan es el trabajo de la inducción al trabajo….se trata de un pase que implica primeramente que la salida de la transferencia es el fin del amor al saber, pero es un error creer que es el fin del saber….es el final del culto al saber ignorado, que descansa en el horror al saber…la cara positiva del pase es el deseo de saber como trabajo.”[3]

Resulta que la Escuela hoy es un buen refugio para seguir trabajando con los otros, no hay una pausa, sino el deseo decidido de hacer con lo que hay.


NOTAS

  1. J.-A., Miller, Política Lacaniana, Colección Diva, Bs. As., 2002, p.23.
  2. Ibid,, p. 57.
  3. J.-A., Miller, El banquete de los analistas, Paidós, Bs. As. 2011, p.193.
STAFF

Dirección:
Fernando Vitale

Dirección de Editorial: Alejandra Breglia

Comité de Redacción: Andrea Amendola, Eliana Amor, María Eugenia Cora

Colaboradores: Andrea Breglia, Mariela Coletti, Silvina Díaz

INTERLINKEANDO
Escuela de la Orientación Lacaniana Asociación Mundial de Psicoanálisis Asociación Mundial de Psicoanálisis FAPOL Today Lacan XXI Congreso AMP 2020 La Red de la EOL Virtualia Virtualia Entrelibros Cuatro+Uno
APP
APP
REDES
Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter Seguinos en Instagram
Logo de Kilak | Design Studio