DICIEMBRE|2021
#12
ISSN: 2362-3918
Resonancias...
Hacia las 30J
Una noche en femenino
Por Gastón Cottino
Gastón Cottino

¿Puede una noche preparatoria poner en juego aquello mismo que se propone tratar?

La noche del martes 2/11 de las 30J sobre "Lo femenino fuera de género", con la participación de Graciela Musachi y Luis Tudanca junto a la coordinación de Martha Goldenberg, responde que sí.

"La carne está repleta de soles. ¿Cómo puede ser?", pregunta Graciela desde Función y campo de palabra, dando la nota de esta noche en cual, mediante el lenguaje, y también lalangue, se procuraría cernir algo de lo que no cierra en torno a lo femenino.

Rescato algunos dichos de Graciela, casi en la forma del aforismo: el goce fálico es el árbol, lalengua sus raíces y la vida del cuerpo es un agujero.

También: el hombre es uno y cree que tiene un cuerpo. Una mujer es el alfarero que construye en torno a otro cuerpo.

Y: el amor que está de un solo lado, femenino…

Así, haciendo un buen uso de lo que llamó semiosis resbaladiza, llegó a uno de los puntos que abrió lo que creo que fue algo del orden de una divergencia, en el sentido de una apertura, en torno a los nombres equívocos de los colectivos de mujeres: ni una menos, me too, etc.

La puntuación de Marta trajo lo que se ama en una mujer y enganchó con el próximo trabajo desde la identidad sinthomal y lo femenino.

A la semiosis resbaladiza de Graciela le correspondió el planteo sobre lo abierto en lo begriff y lo grundbegriff con el que comenzara Luis. Asunto que termina por postular lo fundamental, que lo que escuchamos o leímos nos toque en las tripas, por más que no hayamos comprendido nada.

Luego se refiere a la distancia y al uso respecto del propio sinthome, aquel que uno es. Y ubica lo femenino por el lado de la vecindad (un "lado" muy especial) porque desde allí se puede hablar del aspecto anti-segregativo del sinthome, es decir de su cualidad de articular lógicas diferentes, de su aspecto no-todo.

Finalmente, responde, siguiendo también a Graciela, con las enseñanzas de un testimonio de pase, el de Jorge Assef, sus abrazos y su garra, para afirmar que, tal vez lo femenino y lo sinthomal pueda pensarse como la singularidad de un goce que estaba desde el comienzo pero que al final admite un nuevo uso.

Marta interviene y anima una conversación en la que participan Tito Furman, Daniela Fernández, Diana Paulozky, Claudia Lijtinstens y Cecilia González, en torno a algunos conceptos vertidos de los que destacaré dos.

El problemático, por definición, colectivo de mujeres, sus nombres y sus diferencias. Una de las intervenciones allí, la de Claudia, rescata la función inclusiva del psicoanálisis, indispensable para alojar y trabajar estos temas.

De ese lado la conversación, de este otro, también la conversación, pero desde la perspectiva que la hace posible, tal vez algo de lo femenino en aquello de que al relato no le va, no le va como cerrado, tal como le preguntó Daniela a Luis.

Sin concluir, dejo otros dos aforismos obtenidos en la misma conversación, hacia el final: lalengua en su equivocidad, a eso llamamos lo femenino…, dijo Graciela. Y: la vida, eso se experimenta, Luis.

La noche preparatoria del 2/11 dejo notar como lo femenino puede ser condición de una conversación en psicoanálisis.

STAFF

Dirección:
Fernando Vitale

Dirección de Editorial: Alejandra Breglia

Comité de Redacción: Andrea Amendola, Eliana Amor, María Eugenia Cora

Colaboradores: Andrea Breglia, Mariela Coletti, Silvina Díaz

INTERLINKEANDO
Escuela de la Orientación Lacaniana Asociación Mundial de Psicoanálisis Asociación Mundial de Psicoanálisis FAPOL Today Lacan XXI Congreso AMP 2020 La Red de la EOL Virtualia Virtualia Entrelibros Cuatro+Uno
APP
APP
REDES
Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter Seguinos en Instagram
Logo de Kilak | Design Studio