DICIEMBRE|2021
#12
ISSN: 2362-3918
Resonancias...
Noches abiertas
Una lectura de la Noche Abierta de la EOL: Transmisión
Por Fernanda Mailliat

Fernanda Mailliat

La noción de parresía que abordó Oscar Zack en esa Noche abierta de la Escuela[1], da cuenta de un decir audaz y directo. La práctica de la parresía supone un compromiso entre aquel que habla con franqueza y sus dichos, porque el parriastés enuncia su opinión al tiempo que se hace responsable de su decir.

Esta forma valiente de tomar la palabra es encarnada de un modo singular por cada uno de sus practicantes. Es por eso que no encontraríamos un parriastés igual al otro. Lo que los diferencia es el estilo, que es ese rasgo único e intransferible que evidencia un decir desde las coordenadas del propio goce.

La transmisión del psicoanálisis de la orientación lacaniana pone especial interés en la precisión de los conceptos y los matemas, pero también en la lectura que se hace de ellos.

Tal como señaló Ricardo Seldes esa misma noche, la vía a seguir es servirnos de la tradición al tiempo que vamos más allá de ella. Esta es una orientación que invita a inyectar lo vivo de la enunciación al momento de tomar la palabra.

Leer implica una operación sobre aquello que se quiere y se intenta hacer pasar a los otros, ya sea que esos otros sean colegas de la propia u otras Escuelas, alumnos de la universidad o interlocutores de la comunidad más amplia. Es una toma de posición a sabiendas que esa lectura nunca será acabada, ya que siempre hay un punto de fuga del sentido. Fuga que es condición necesaria para el advenimiento de las lecturas singulares.

La operación de lectura también implica ser un tanto provocador. Al decir de Jorge Chamorro, provocar es ir por fuera del sentido obstaculizando la comprensión. Es interrogar los síntomas e ir en contra de la homeostasis haciendo obstáculo a la conversación. Una provocación orientada por el no comprender tan propio de nuestra práctica y a la vez tan fundamental para que la transmisión no se convierta en rito.

Entonces, un decir audaz encierra la valentía de aquel que no obtura con sentidos y está advertido que la lectura que hace, es una entre otras. Es decir, pone de manifiesto una posición incompatible con la de creerse el portador de la llave del entendimiento de nuestras bibliotecas.

Repetir los textos de forma erudita, encriptada o ritualizar la transmisión para dirigirla a unos pocos entendidos, convierte a nuestros textos en letra muerta y cristaliza lo epistémico en una doctrina monocorde. Transmitir sin poner en juego el estilo, la enunciación y la provocación, aplasta el rasgo singular de aquel que habla, dando cuenta de lo que Jacques-Alain Miller llama la disancia lacaniana"[2].

¿Cómo transmitir el psicoanálisis sin hablar en un lacanés disanciero? ¿Sin hablar desde una lengua que pretenda ser exacta o sin caer en un ensamblado de citas de aquellos a quienes dirigimos nuestras transferencias de saber?

No hay una respuesta a esta pregunta. No hay La Transmisión, pero lo que sí hay son modos singulares de leer y decir, que vía una transferencia de trabajo, hacen posible la transmisión del psicoanálisis de un sujeto a otros.[3]


NOTAS

  1. Noche abierta de la EOL, Transmisión, Oscar Zack, Ricardo Seldes y Jorge Chamorro, 9 de agosto de 2021. EOL.
  2. Miller, J.-A., "El ultimísimo Lacan", cap: "El eps de un laps", 2013. Bs. As. Paidós.
  3. Lacan, J., Acto de fundación. Otros escritos. 2012. Bs. As. Paidós.
STAFF

Dirección:
Fernando Vitale

Dirección de Editorial: Alejandra Breglia

Comité de Redacción: Andrea Amendola, Eliana Amor, María Eugenia Cora

Colaboradores: Andrea Breglia, Mariela Coletti, Silvina Díaz

INTERLINKEANDO
Escuela de la Orientación Lacaniana Asociación Mundial de Psicoanálisis Asociación Mundial de Psicoanálisis FAPOL Today Lacan XXI Congreso AMP 2020 La Red de la EOL Virtualia Virtualia Entrelibros Cuatro+Uno
APP
APP
REDES
Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter Seguinos en Instagram
Logo de Kilak | Design Studio